Carta Global por los Derechos a la Protección social

Por: Francine Mestrum, Bruselas, Justicia Social.

En el Foro de los Pueblos de Asia y Europa (FPAE), en julio de 2016 en Ulaan Baator, se tomó la iniciativa de escribir un borrador para una Carta Global por los Derechos de Protección Social Universal.

El punto de partida fue nuestra preocupación por el creciente malestar social de los pueblos de todo el mundo, enfrentados a los problemas de la guerra, el deterioro ambiental y el cambio climático, las desigualdades a la alza y la pobreza persistente, las crisis económicas, las políticas de austeridad y el autoritarismo creciente, la erosión de los derechos humanos, la discriminación y la intolerancia…

Claro está que hay muchas diferencias entre los países del Norte y los del Sur. Sin embargo, las tendencias son similares y aunque las políticas sociales son más desarrolladas en el Norte, hoy en día también son amenazadas por las políticas de austeridad.

Además, nuestras sociedades, nuestras economías y los mercados laborales han cambiado mucho. Les estados de bienestar que emergieron hace más de medio siglo ya no corresponden a las necesidades de la gente de hoy. Por eso pensamos que es preciso repensar nuestros sistemas de protección para mejorarlos, para incluir algunos derechos ambientales y hacerlos transformativos. Porque sí continuamos a soñar con otro mundo mejor.

La protección social no es una panacea, pero, se creemos que la paz es imposible sin justicia social. Y también creemos que la justicia social tiene que ser la mayor preocupación de todas las fuerzas progresistas y alternativas, porque es eso lo que demanda la gente, en todas partes.

Ahora tenemos un primer borrador para una carta global y somos orgullosos de poder presentarlo. Está en el sitio web dewww.globalsocialprotectioncharter.eu en inglés, francés y castellano.

Nos gustaría mucho sus comentarios, enmiendas y, sobre todo, su apoyo. El texto breve es una síntesis de la carta más larga y debería facilitar la campaña.

Nos gustaría llamar su atención sobre los siguientes puntos:

¿Por qué un nuevo texto? Ya tenemos un Pacto Internacional de Derechos Económicos y Sociales, y existen varios tratados o convenciones regionales. Sin embargo, no tenemos un texto específico sobre los derechos a una protección social universal y transformadora.

Acogemos con beneplácito y apoyamos la Recomendación de la OIT sobre los pisos de protección social, aunque creemos que esto es mínimo. Apreciamos mucho que la OIT repita que la protección social es un derecho humano, pero la recomendación también tiene algunas de las características del ahora dominante enfoque neoliberal de la protección social. Está muy al servicio de la economía.

Nuestro principal objetivo, por lo tanto, es promover una perspectiva diferente de la protección social, que vaya más allá de los derechos tradicionales, que abarque las necesidades ambientales y conecte la brecha inaceptable entre producción y reproducción. La protección social no es un mecanismo de corrección del sistema económico, sino que debe ser transformadora, es decir, contribuir a un mejor sistema ya la sostenibilidad de la vida.

Esto no es un texto con demandas, sino con principios. Las demandas pueden diferir de un país a otro, dependiendo de las prioridades de los grupos locales. Esperamos que estos principios puedan servir de referencia para todos los movimientos preocupados por la justicia social.

Las personas principales que han trabajado en esta iniciativa son (a título personal y en orden alfabético):

Maris dela Cruz, Manila, Red de Protección Social Transformativa
Armando De Negri, Sao Paulo, Foro Social Mundial sobre Salud y Seguridad Social
Koen De Tavernier, Bruselas, Solidaridad Mundial
Tina Ebro, Manila, Dignidad
Chandan Kumar, Nueva Delhi, Action Aid India
Meena Menon, Nueva Delhi, investigadora
Francine Mestrum, Bruselas, Justicia Social Mundial
Lidi Nacpil, Manila, Alianza contra la Desigualdad
www.globalsocialprotectioncharter.eu

————–

Nota: Este articulo fue publicado en el Diario Other News el 27 de junio de 2017.