Discurso histórico sobre el trabajo del Papa BERGOGLIO

Por: Luca Kocci. 
Traduccion:  Pedro Guglielmetti.

Nota de Pedro Guglielmetti. PARA REFLEXIONAR. EN GRAN PARTE DEBERÍA SER DEBATIDO POR LA POLÍTICA QUE SE DICE DE IZQUIERDA Y POR LOS FELIGRESES CATÓLICOS. ESTE DISCURSO LO HIZO FRENTE A LOS TRABAJADORES DE LA EMPRESA ILVA EN TARANTO ITALIA. LO CURIOSO ES QUE LOS ADQUIRENTES DE ESTA EMPRESA SE PROPONEN LICENCIAR ENTRE 4000 Y 5000 TRABAJADORES. EL PAPA PREDICA Y DA LA SENSACIÓN QUE NO SE LE ESCUCHA, AL IGUAL SOBRE EL TEMA DE LAS ARMAS Y LA GUERRA.

La empresa buena que crea trabajo digno y aquella mercenaria preocupada solo de la ganancia. El trabajo como como ” redención social “, pero también como arma de “chantaje”. La herida del trabajo en negro y la plaga del desempleo. El falso mito de la “meritocracia” que se usa como “legitimación ética de la desigualdad”. El trabajo “malo” que produce armas y violenta la naturaleza.

 Fué un discurso a 360 grados sobre el tema del trabajo el de este Sabado- mientras a Taormina ( Sicilia) estaba desarrollando el G7 sobre ambiente, economía y migración- Papa Francisco en visita a Génova, sostuvo en la empresa Ilva de Cornigliano delante de una multitud de trabajadores metalmecánicos, dando respuesta a preguntas de cuatro personas seleccionadas sobre la base del princpio del interclasismo un pilastre dela la doctrina social de la Iglesia: un empresario, una sindicalista, un obrero y una desempleada.

“No hay una buena economía sin un buen empreario dijo Francisco”. Pero quién piensa resolver el problema de su empresa despidiendo gente, no es un buen empresario, es un comerciante, hoy vende a su gente, en el mañana vende su propia  dignidad. Es un “especulador”, un ” mercenario” que usa la empresa y trabajadores para obtener ganancia”. “Despedir, cerrar, delocalizar no le crea ningún problema, porque le especulador usa, instrumentaliza, se come personas y medios para lograr su objetivo de lucro” ” ” a veces continuó-el sistema político pareciera promover , motivar a quién especula sobre el trabajo y no a quién invierte y cree en el trabajo.

El Papa le dió razón a la sindicalista que habló sobre la necesidad que el trabajo sea ” una forma concreta de redención social” y agregó el tema del trabajo como ” chantaje” contando un episodio que le fué dicho por una jóven a la cual se le había propuesto un trabajo de 10 a 11 horas diarias por 800 euro al mes solo? 11 horas?.El especulador no como empresario le dijo”señorita, mire detrás suyo la cola de gente, si no le gusta la oferta, váyase.Esto no es una redención, es un chantaje.Además el trabajo en negro, los de los caporales en el campo, pero aún las formas aparentemente soft: ” Otra persona me contó que tiene trabajo de Septiembre a Junio: la despiden en Junio y la recontratan en Septiembre. No es necesario ir en los campos de la Puglia, basta entrar en una escuela pública para  verificar la normalidad del tales praxis.

 “La falta de trabajo es mucho más que el quedarse sin ingreso” es la ausencia de “dignidad”. Por esta razón dijo el Papa, el objetivo no es el ingreso para todos, sino trabajo digno para todos. Porque sin trabajo para todos no habrá dignidad para todos”. Lo afirma el primer artículo de la  Constitución italiana recordó Francisco “Italia es una república democrática fundada por el trabajo. ” Y por tanto ” quitarle trabajo a la gente o explotar a la gente con trabajo indigno o mal pagado es anticonstitucional”

 “Competitividad” y ” meritocracia ”  según el Papa dos “menoscabos valóricos” de remover. El primero proque coloca a los trabajadores en guerra los unos con los otros ( cuando una empresa crea científicamente un sistema de incentivos individuales que colocan a los trabajadores en competición entre ellos, quizás en el breve período puede obtener alguna ventaja, pero termina por debilitar el tejido de confianza que es el ánima de toda organización) Con la segunda, el nuevo capitalismo le da un justificación moral a la desigualdad ( ” si dos niños nacen diferentes por talento o oportunidad social y económica, el mundo económico leerá los diversos talentos como mérito y los remunerará en forma diferente) y hace del pobre alguién que no merece, y por tanto un culpable. Y se la pobreza es culpa del pobre, los ricos son liberados de hacer algo.

————–

Nota: este articulo fue publicado en Diario Il Manifesto de Italia.