El 10% de los trabajadores no puede cubrir los gastos de alimentación

Por: Rosa María Sánchez.

UGT impulsa la campaña “Ponte a mil” para que el salario mínimo alcance esta cifra.

El sindicato denuncia que casi la mitad de los empleados son mileuristas.

Existe un 10% de trabajadores, los de menor nivel de renta, cuyo salario medio (330 euros) no alcanza ni para atender el gasto medio en alimentación de un hogar, que supone un desembolso de unos 350 euros al mes. Además, UGT denuncia que “casi la mitad de los asalariados y asalariadas de nuestro país son mileuristas”, con un sueldo inferior a 1.000 euros al mes, y para ellos solo el gasto en alimentación de un hogar medio les supondría entre un tercio y la mitad de su sueldo.

La denuncia de este tipo de situaciones está detrás de la campaña que ha lanzado este martes el sindicato UGT bajo el lema “Ponte a 1.000 euros”, con la que pretende incidir en la necesidad de que haya unos salarios “dignos” y de que el sueldo mínimo se sitúe en esa misma cifra.

La dificultad de llegar a fin de mes.

El secretario de política sindical de UGT, Gonzalo Pino, ha resumido las razones de esta reivindicación, que el sindicato consensuará con CCOO: el PIB crece a un ritmo del 3,5%, los beneficios empresariales ya están en los mismos niveles que antes de la crisis y aumentan los dividendos que se reparten las empresas y los sueldos de sus directivos. Sin embargo, los salarios medios son un 5,4% inferiores a los del 2009 en términos reales (descontando el aumento de los precios) y de los 15,3 millones de asalariados de nuestro país, casi la mitad del total tiene un sueldo inferior a 1.000 euros netos al mes .  Además, de los 18.813.300 personas ocupadas, el 14,1% está en riesgo de pobreza, el 30,4% no puede afrontar  gastos imprevistos y el 28% tiene dificultad para llegar a fin de mes.

Según las estadísticas oficiales, en la actualidad, el salario más frecuente en España es de 993 euros, con 14 pagas (con datos del 2015). A partir de este bajo nivel de ingresos y tomando en cuenta las diferentes partidas de gasto que se desprenden de la Encuesta de Presupuestos Familiares del Instittuto Nacional de Estadística (INE), el sindicato UGT llega a la conclusión de que “un trabajador que no llegue a ser mileurista, no podrá hacer frente ni al 50% de los gastos” medios de un hogar. “La única forma de garantizar un nivel de vida digno para una familia asalariada es que entren en el hogar varios sueldos, o sumar la pensión de algún ascendiente” resume el sindicato en su informe salarial presentado este martes.

Salarios dignos

Para Pino, esta campaña es necesaria para que la recuperación económica vaya acompaña de salarios dignos y de empleo de calidad y para que no solo se refleje en los beneficios empresariales, “que siguen creciendo y que ya están en situación pre-crisis”.

Este es el mensaje que UGT está moldeando de cara a la próxima ronda de conversaciones con la patronal para desarrollar el IV Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) después de haber fracasado el intento de lograr un acuerdo para este mismo año. Desde el punto de vista sindidal, el AENC “debe aportar todo lo necesario para que las empresas puedan fundionar y para que los trabajadores tengan salarios dignos”.

Además, el sindicato va a trasladar al Ejecutivo de Mariano Rajoy la necesidad de que antes de acabe la legislatura el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) se sitúe en los 1.000 euros (en la actualidad es de 707 euros) y de que se tenga en consideración esta propuesta para el desarrollo de los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE). Según UGT “no se puede vivir con 800 euros” y es necesario alcanzar un SMI que sea “mínimamente digno”. “Se ha trasladado parte de los salarios al bolsillo de los empresarios”, ha asegurado Pino, tras afirmar que es el “momento” de trasladar la recuperación a los salarios y de que los empresarios “dejen de sacar tajada de la crisis con respecto a los costes laborales”.

Pendientes de la “normalización”

Frente a la presión sindical a favor de salarios más altos, diferentes miembros del Gobierno piden cautela y anuncian que la “normalización” de los sueldos llegará progresivamente con la recuperación de la economía, si bien la prioridad es mantener el actual ritmo de creación de empleo de medio millón de puestos al año.

Así lo dijo el ministro de Economía, Luis de Guindos, la semana pasada. “Eso es algo que hay que mantener a cualquier precio porque es la garantía de la recuperación”, dijo el ministro. Este mismo martes, fuentes del Ministerio de Empleo que dirige Fátima Báñez, han vuelto a expresar su deseo de una “normalización” de los salarios, si bien solo se ve posible que los sueldos suban si ello es compatible con ganancias de competitividad y permitan la creación de 500.000 puestos de trabajo al año.

El 12,6% gana menos de 700 euros

El salario medio en España se sitúa en 1.625 euros brutos al mes si se tienen en cuenta 14 pagas. Si se descuentan las cotizaciones a la Seguridad Social y las retenciones de IRPF, el salario medio neto está en 1.310 euros, con datos de la Encuesta Trimestral de Coste Labora para el 2016.

Además, según la Encuesta de Estructura Salarial (datos del 2015), hasta el 12,6% de los asalariados perciben salarios de cuantía que no llegan al salario mínimo interprofesional (en la actualidad 707,70 euros) por estar sujetos a contratos a tiempo parcial. El salario más habitual se sitúa entre una y dos veces el salario mínimo, es decir, entre 707 euros y 1.415 euros brutos, siendo el más frecuente el de 994 euros al mes.

————–

Nota. Este articulo fue publicado en el Diario el Periódico el 29 de agosto de 2017.