“El intento de captura de los medios es idéntico al intento de secuestro de la independencia judicial”

Por: Iñigo Aduriz.

“El intento de captura de los medios es idéntico al intento de captura y de secuestro de la independencia judicial. Se hace a través del enorme poder de los gobiernos y los partidos”. Con estas palabras, el director de eldiario.es, Ignacio Escolar, ha denunciado las injerencias políticas que padecen ambos ámbitos y que han motivado la publicación del libro El secuestro de la justicia(rocaeditorial, 2018) que el periodista ha escrito junto al magistrado y miembro de Jueces por la Democracia Joaquim Bosch. 

Los dos han presentado este miércoles en Madrid este ensayo en el que denuncian “los instrumentos que utiliza el poder político para controlar la justicia”. Bosch ha querido poner en valor el reciente interés de la ciudadanía por la Justicia que se debe, a su juicio, a que vivimos en una “s ociedad judicializada”, lo cual “e s un síntoma de que hay carencias e insuficiencias”. “La justicia está teniendo un protagonismo excesivo porque hay muchos problemas políticos que no se deberían resolver en la justicia y porque está interviniendo en espacios en los que no tenía que hacerlo porque está afectando a derechos y deberes de las personas. El derecho penal que debería ser la última actuación se está convirtiendo en una actuación máxima, y esto está generando muchos problemas”, ha señalado.

En su opinión, “haría falta una justicia muy sólida, respetada socialmente”, si bien en España “tenemos todo lo contrario”. “Ha sido debilitada históricamente, abandonada y tiene graves problemas de medios”, ha denunciado. Todo se debe, ha dicho, a que no se ha respetado la separación de poderes tanto por la clase política gobernante como por parte de la judicatura.

empresarial, si bien “hay un 20% en el que los medios independientes podemos entrar y los otros no pueden entrar”. Como ejemplo ha puesto el caso del máster de Cristina Cifuentes.

“En la justicia pasa algo parecido: en el 90% de los casos un ciudadano que acude a la justicia tiene que estar tranquilo. Solo tendrá problemas en los asuntos relacionados con la influencia política”, alertaba. “El problema de la justicia no está en los tribunales ordinarios”, insistía. El problema son, en su opinión, “aquellos juzgados por donde acabarán pasando los poderosos de la política”, como el Tribunal Supremo o la Audiencia Nacional. Porque allí hay “jueces que han sido seleccionados para que sean los que prefiere el poder”. Sobre la Audiencia Nacional, Escolar ha recordado que se creó por la existencia de ETA y ha explicado que se ha convertido en una herramienta “muy útil al poder porque por solo seis tribunales pasan los grandes temas corrupción”.

El director de eldiario.es ha alertado de que “se ha ido recortando la inicial poca independencia judicial que había” encaminándose a un modelo en el que los partidos políticos eligen a los veinte vocales del Consejo General del Poder Judicial, que a su vez escogen a los principales jueces del Supremo y que son también quienes reparten sanciones al resto de jueces. Es, a su juicio, “la herramienta de transmisión del poder político al poder judicial”.

“El problema no es en que tengamos una de las peores justicias del mundo. No tenemos una mala justicia. El problema está en la pequeña parte de casos tremendamente conocidos que acaban siendo muy sensibles para el poder”, ha señalado. Por ello, ha recordado que “a medida que ha aflorado la corrupción que afecta al principal partido del país, la presión sobre los órganos de la justicia ha crecido hasta convertirse en un problema grave”.

El modelo, ha añadido, “nace de la transición”. “El PSOE se da cuenta de que la justicia era tremendamente conservadora. Y en lugar de hacer una ruptura lo que hizo fue introducir elementos para que las clases populares pudieran entrar en la justicia. Esta herramienta la aprovecha la derecha. Se van haciendo reformas y al final acaba siendo un cambio de cromos sin ningún rubor, ni siquiera en lo formal”. 

Ambos autores se han referido a asuntos judiciales que están marcando la actualidad, como el caso de ‘La Manada’ o la condena al rapero Valtonyc, castigado con tres años y medio de cárcel por el contenido de las letras de sus canciones. Escolar ha querido dejar claro que a él no le gustan muchas de esas letras, pero ha denunciado la desproporción judicial que supone que por ese “mal gusto” alguien entre en prisión. Ante el recorte de los derechos que a su juicio se está dando en España y, en especial, ante los retrocesos en la libertad de expresión, Escolar ha considerado que estamos en “un país que se parece a Turquía y no a Francia. Y yo quiero parecerme a Francia.

La publicación de este libro a comienzos de mayo de 2018 coincide con un notable aumento del interés de los españoles por las cuestiones relativas a la Justicia como organización y sistema, y sobre el intento de los partidos políticos por secuestrar en beneficio propio la política judicial.

Entre los temas abordados, destacan la lucha contra la corrupción, las injerencias del poder político en el sistema judicial, el uso de la Justicia en el conflicto territorial catalán, los abusos de la banca (preferentes, hipotecas…), el mal funcionamiento de la defensa de la mujer en cuestiones de violencia machista, el deterioro de derechos como la presunción de inocencia, la libertad de expresión y abuso de la prisión condicional, la limitadísima aplicación de una mala ley: la de Memoria Histórica y, además, la criminalización de los inmigrantes.

También hay cabida para el elogio de la parte más sana del sistema judicial español, formada especialmente por los miles de jueces de primera instancia a los que se debe que llegaran a los tribunales europeos los casos de abusos de la banca sobre todo en cuestiones de desahucios, a los que también se deben multitud de investigaciones sobre casos de corrupción.

————–
Nota: Este articulo fue publicado en el Diario el 16 mayo de 2018.