Los trabajadores del fuero laboral repudiaron al Gobierno

Por el juicio político a Arias Gibert y Marino.

Los judiciales advirtieron que “se busca disciplicar” a los justicia “detrás de los objetivos políticos” de la administración macrista. Garrigós de Rébori afirmó que “no se puede perseguir a los jueces por el contenido de sus sentencias”.

La comisión interna del fuero laboral manifestó su “más enérgico repudio” ante la decisión del Gobierno de solicitar el juicio político de los camaristas Enrique Arias Gibert y Graciela Marino por haber avalado el pago del aumento que los bancarios consiguieron en la paritaria por encima del techo del 18 por ciento que quiere imponer la administración macrista.

La representación sindical advirtió que se trata de “un hecho más tendiente a disciplinar a la magistratura detrás de los objetivos políticos del gobierno nacional”.
El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, solicitó ayer a última hora al Consejo de la Magistratura que avance en el enjuiciamiento de Arias Gibert y Marino. El Gobierno acusa a los camaristas por “mal desempeño, falta de idoneidad, negligencia grave, arbitrariedad, falta de imparcialidad e incumplimiento de la Constitución”.
El embate del Gobierno contra los camaristas sumó en pocas horas diversos rechazos. El propio Arias Gibert advirtió que “hay una policía de pensamiento” y remarcó que en casi treinta años que “nunca” vio nada semejante. El titular de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, “se intenta intimidar a los jueces” para luego instaurar “una justicia macrista desfavorable para los trabajadores”.

La camarista de Casación y titular de la asociación Justicia Legítima advirtió que el Gobierno “no puede perseguir jueces por el contenido de sus sentencias”.

—————-

Nota: Este articulo fue publicado por el portal Página 12 el 21 de Febrero de 2017.